El Verdadero Simbolismo de la Navidad

Extracto de una conferencia del maestro Samael:

Esta noche platicaremos sobre el simbolismo de la Navidad. Es claro que éste es un evento maravilloso sobre el cual urge meditar profundamente.

El Sol, cada año, realiza un viaje elíptico que comienza desde el 25 de Diciembre en adelante. Luego, regresa otra vez hacia el Polo Sur, hacia la zona donde está la Antártida. Por eso, precisamente, vale que reflexionemos en su honda significación.

Por estos tiempos comienza el frío aquí en el Norte, debido, precisamente, a que el Sol se está alejando hacia las regiones australes, y el 24 de Diciembre el Sol habrá llegado al máximum, en su viaje hacia el Sur. Si no fuera porque el Sol avanza hacia el Norte, desde el 25 de Diciembre en adelante, moriríamos de frío, la Tierra entera se convertía en una mole de hielo y perecería, realmente, toda criatura, todo aquello que tenga vida. Así pues, bien vale la pena que reflexionemos en el acontecimiento de Navidad…

EL CRISTO-SOL debe avanzar para darnos su vida, y en el Equinoccio de la Primavera se crucifica en la Tierra; entonces madura la uva y el trigo. Y es precisamente en la Primavera, cuando debe el Señor pasar por su vida, pasión, muerte…, para luego resucitar (la SEMANA SANTA es en PRIMAVERA)…

El Sol físico no es más que un símbolo del SOL ESPIRITUAL, del Cristo-Sol. Cuando los antiguos adoraban al Sol, cuando le rendían culto, no se referían propiamente al Sol físico, no; se le rendía culto al Sol Espiritual, al SOL DE LA MEDIA NOCHE, al Cristo-Sol.

Incuestionablemente, es el Cristo-Sol quien debe guiarnos en los Mundos Superiores de Conciencia Cósmica. Todo místico que aprende a funcionar fuera del cuerpo físico a voluntad, es guiado por el Sol de la Media Noche, por el CRISTO CÓSMICO.

Es necesario aprender a conocer los movimientos simbólicos del Sol de la Media Noche. Él es quien guía siempre al Iniciado, él es quien nos orienta, él es quien nos indica lo que debemos y no debemos hacer.

Estoy hablando, pues, en el sentido esotérico más profundo; teniendo en cuenta que todo Iniciado sabe salir del cuerpo físico a voluntad (porque eso de no saber salir a voluntad, eso es propio del principiantes, o de gentes que hasta ahora están dando los primeros pasos en esto estudios).

Desde que uno, pues, está en la Senda, tiene que saber guiarse por el Sol de la Media Noche, por el Cristo-Sol; aprender a CONOCER SUS SEÑALES, sus movimientos: si uno lo ve, por ejemplo, hundirse allá en el ocaso, ¿qué nos está indicando? Sencillamente, que algo debe morir en nosotros.

Si uno lo ve surgir por el Oriente, ¿qué nos dice eso? Que algo debe nacer en nosotros…
Cuando salimos bien en las Pruebas Esotéricas, él brilla en toda su plenitud en el horizonte. El Señor nos orienta en los Mundos Superiores, y uno tiene que aprender, pues, a conocer sus señales.

Dubui, y muchos otros, han estudiado el maravilloso acontecimiento de la Navidad. No hay duda (y eso lo reconoce Dubui) de que todas las Religiones de la antigüedad celebraron la Navidad…

Así como el Sol físico avanza hacia el Norte, para dar vida a toda la creación, así también el Sol de la Media Noche, el Sol del Espíritu, el Cristo-Sol, nos da vida si nosotros aprendemos a cumplir con sus mandamientos.

En las Sagradas Escrituras, obviamente, se habla del “Acontecimiento Solar” (y hay que saberlo entender entrelíneas). Cada año se vive, en el Macrocosmos, todo el DRAMA CÓSMICO DEL SOL (cada año, repito). Téngase en cuenta que el Cristo-Sol debe crucificarse cada año en el mundo, vivir todo su drama de la vida, pasión y muerte, para luego resucitar en todo lo que es, ha sido y será, es decir, en todo lo creado. Así es cómo todos recibimos la vida del Cristo-Sol.

También es cierto que cada año, el Sol, al alejarse por las regiones australes, nos deja (aquí en el Norte) tristes, pues él va a dar la vida a otras partes. Las noches largas de invierno son fuertes; en tiempo de Navidad, los días son cortos y las noches largas…

Vamos reflexionando en todo esto, y conviene que entendamos lo que es, ciertamente, el DRAMA CÓSMICO. Se hace necesario que en nosotros también nazca el Cristo-Sol (él debe nacer en nosotros).

En las Sagradas Escrituras se habla claramente de “BELÉN” y de un “ESTABLO” donde él nació. Ese “Establo de Belén” está dentro de nosotros mismos, aquí y ahora. Precisamente, en este Establo Interior moran los ANIMALES DEL DESEO, todos esos Yoes pasionarios que cargamos en nuestra psiquis; eso es obvio.

“Belén” mismo, es un nombre esotérico. En tiempos en que el Gran Kabir Jesús vino al mundo, la aldea de Belén no existía. De manera que eso es completamente simbólico. “BEL” es una raíz Caldea que significa “TORRE DEL FUEGO”. De manera que, propiamente dicho, “Belén” es “Torre del Fuego”…
¿Quién podría ignorar que “Bel” es un término Caldeo que corresponde, precisamente, a la “Torre de Bel”, la “Torre del Fuego”? Así pues, “Belén” es simbólico completamente.

Cuando el Iniciado trabaja con el Fuego Sagrado, cuando el Iniciado elimina de su naturaleza íntima los agregados psíquicos, cuando de verdad está realizando la GRAN OBRA, indubitablemente ha de pasar por la INICIACIÓN VENUSTA.
El descenso del Cristo al corazón del Hombre, es un acontecimiento cósmico-humano de gran trascendencia. Tal evento corresponde, en verdad, a la Iniciación Venusta.

Desafortunadamente, no se ha entendido realmente lo que es el Cristo. Muchos suponen que el Cristo, exclusivamente, fue Jesús de Nazareth y están equivocados. Jesús de Nazareth, como Hombre, o mejor dijéramos, JESHUÁ BEN PANDIRÁ, como Hombre, recibió la Iniciación Venusta, lo encarnó; mas él no es el único que haya recibido tal Iniciación. HERMES TRISMEGISTO, el tres veces grande Dios Ibis de Thot, también lo encarnó. JUAN EL BAUTISTA (a quien muchos consideraban como el Christus, el Ungido), incuestionablemente recibió la Iniciación Venusta, lo encarnó…

Los Gnósticos Bautistas aseguraban –en la Tierra Santa– que “el verdadero Mesías era Juan y que Jesús era tan sólo un Iniciado que había querido seguir a Juan”… Habían por esos días, disputas entre los Bautistas y los Gnósticos Esenios, y otros…

Así pues, que debemos entender al Cristo como es, no como una persona, no como un sujeto. El Cristo está más allá de la Personalidad, del Yo y de la Individualidad; el Cristo (en Esoterismo auténtico), es el LOGOS, el LOGOS SOLAR, representado por el Sol. Ahora comprenderemos porque los Incas adoraban el Sol; los Náhuatls le rendían culto al Sol, los Mayas lo mismo; los Egipcios idénticamente, etc.

No se trata de la adoración a un Sol físico, no; sino a lo que se oculta tras de ese símbolo físico.
Obviamente, se adoraba era al Logos Solar, al Segundo Logos. Ese Logos Solar es UNIDAD MÚLTIPLE PERFECTA (“la variedad es unidad”)… En el Mundo del Cristo Cósmico, la Individualidad separada no existe; en el Señor, todos somos Uno.

……

 

Entrevista al maestro Samael por radio IQ

Esta es una entrevista del 6 de Febrero de 1977, que le hizo la estación de radio de mayor Audiencia de Cd. Obregon Sonora Mexico, al maestro Samael Aun Weor

Algunos contenidos:

1. Los programas de estudio de la Asociación Gnóstica.
2. El relato de Moztezuma y los sesenta ancianos.
3. La Pistis Sophia develada.
4. La Atlántida.
5. Un encuentro con extraterrestres.
6. El sueño de la conciencia.
7. El Karma y el Dharma.
8. La antigüedad de las pirámides.
9. La existencia del “Yeti”.
10. El planeta Hercolubus.

 

Escuchar la Entrevista:   audio: Samael

Descargar texto de la entrevista   descargar-pdf

 

Audio “La Transformación de las Impresiones”

Audio del maestro Samael Aun Weor:
“La Transformación de las Impresiones”

“…Todo lo que vemos externamente, es interior. Luego, si no trabajamos sobre lo interior, vamos por el camino del error porque no modificaríamos entonces nuestra vida. Si queremos ser distintos, necesitamos transformarnos íntegramente, y, si queremos transformarnos, debemos empezar por transformar las impresiones…
En el lado práctico del Trabajo Esotérico todo se relaciona con la transformación de las impresiones y lo que resulta, naturalmente, de las mismas. El Trabajo, por ejemplo, sobre las emociones negativas, sobre los estados de ánimo enojosos, sobre la cuestión ésta de la identificación, sobre la auto-consideración, sobre los yoes sucesivos, sobre la mentira, sobre la auto-justificación, sobre la disculpa y sobre los estados de inconsciencia en que nos encontramos, se relaciona, en todo, con la transformación de las impresiones y lo que resulta de ello…
Creo que ustedes me han comprendido y por hoy llegaremos hasta esta parte de nuestro discurso. Espero que los que escuchen esta cinta, tengan la amabilidad de analizarla, de comprenderla…”. S.A.W.

Escuchar el audio completo:   audio: Samael

La Llave Maestra (1)

En todo caso, decía yo que para poder llegar a la auto-realización no solamente se necesitan esfuerzos (los esfuerzos, naturalmente son útiles, ¿no?, y maravillosos, pero no son suficientes), se necesitan súper-esfuerzos íntimos, realizados dentro de nosotros mismos, aquí y ahora… LEER

La Llave Maestra (parte 1) – Autor: Samael Aun Weor